Introducción

El Ayuntamiento de Segovia, en colaboración con IE University a través de su d-lab, y en el Año Internacional de la Luz, declarado por UNESCO, se complacen en anunciar FROM LIMIT LO LIVE IT, un concurso internacional para una intervención artística temporal sobre el lienzo norte de la muralla medieval que circunscribe el casco antiguo de Segovia.

El concurso es de carácter abierto e internacional y su objetivo es explorar la capacidad del evento artístico para revelar y recuperar un elemento de la ciudad largamente perdido en el olvido: la muralla que contiene y marca el perímetro del casco antiguo.

FROM LIMIT TO LIVE IT es una búsqueda por una intervención artística que devuelva el muro a su ciudad y sus habitantes a través del uso de la luz, sinónimo de vida y de nuevos comienzos. Re-construir el muro, revelar su presencia ausente, materializar su espacio y generar memoria, son algunos de los posibles objetivos depositados en la capacidad del arte para entender, resignificar y revelar aquello que permanece desapercibido a los ojos y al recuerdo.

Los resultados del concurso serán exhibidos en La Casa de Moneda, en Segovia. La idea galardonada será desarrollada y ejecutada durante el FAV, Festival Anual Visual, a desarrollarse durante el verano de 2015.

Historia de los Muros

  • Muro 1-b&w

  • DSC_0287

  • DSC_0093

La construcción de la muralla que circunscribe el casco antiguo de la ciudad de Segovia se remonta a la época celtíbera. Aunque no se poseen datos ciertos de su fecha de nacimiento, las diversas culturas que poblaron su interior han dejado impresas marcas de su paso por la ciudad. Antiguas lápidas, tableros de juego, dinteles con gastados grabados y vestigios de arcos, son sólo algunas de las muchas piedras que, pieza a pieza, han levantado el muro que constituyen una magnífica exposición de la rica historia de la ciudad.

La muralla que rodea la ciudad nació como elemento defensivo y límite geográfico de la ciudad. Como tal, y por años, su presencia no estaba asociada a la imagen de elemento de valor cultural, sino que su existencia se relacionaba a una cuestión funcional, el remanente de una historia pasada.

A partir de mediados del siglo XIX y comienzos del siglo XX, las murallas que rodeaban las ciudades españolas comenzaron a ser consideradas no sólo como elementos obsoletos sino como obstáculos para desarrollos urbanísticos que respondieran a un urbanismo más moderno, a tono con una nueva concepción de las condiciones higiénicas y espaciales de la ciudad.

En este contexto, muchas ciudades españolas derribaron total o parcialmente sus murallas, dejando sólo unas pocas en pie. En Segovia, y por diversas razones, la muralla permaneció en pie, constituyéndose en una de las únicas tres en España que permanece aún erguida como testimonio de su pasado y de su carácter.

El siglo XX marca un cambio de rumbo en cuanto al significado y valor de la historia en la construcción de las ciudades. Las murallas, aquellas consideradas alguna vez como obstáculos para la modernidad, se constituyen entonces como en un elemento fundamental para comprender la genealogía y singularidad de las ciudades que alguna vez crecieron desde su interior.

En 1941, el casco histórico de la ciudad, haciendo hincapié en las murallas que lo contienen, es declarado “Conjunto Histórico Artístico”. Más tarde, en 1985, la UNESCO declara al recinto amurallado y su acueducto Patrimonio de la Humanidad, poniendo a Segovia en el mapa de las ciudades con un elevado valor histórico. Aún así, con la declaración de UNESCO, la muralla de Segovia permanece invisible para la memoria de sus habitantes e imperceptible para sus muchos visitantes.

La muralla de Segovia

Segovia es una de las únicas tres ciudades en España que conservan la totalidad de sus murallas junto con Ávila y Lugo.

La muralla que circunscribe Segovia tiene una extensión total de casi 3,5 km. (3.406 mts.). Durante los últimos diez años, y más intensamente durante los últimos cinco, se han realizado diversos trabajos de restauración y de rehabilitación de la muralla con el objetivo de recuperar su fisonomía original, fuertemente deteriorada por años de negligencia y abandono.

El lienzo norte de la muralla, de aproximadamente 1,5 km y objeto de este concurso, se extiende desde la Casa Fuerte de los Cáceres, (hoy Casa de los Marqueses de Lozoya) hasta el Alcazar1. En esta sección norte del muro, se encuentran dos de las tres puertas aún existentes de las cinco originales con las que contaba el recinto. La primera de ellas, la Puerta de San Cebrián, se ubica en la cuesta que comunica el casco antiguo de la ciudad con la rotonda en donde se ubica el Convento de Santa Cruz la Real, actual sede de IE University en su Campus Segovia. Actualmente esta puerta constituye el paso, peatonal y vehicular, obligado de quienes ascienden y descienden desde el casco antiguo desde el sector norte, y como enlace al resto de la ciudad por fuera del recinto amurallado. La segunda es la Puerta de Santiago. De carácter peatonal, está situada casi al extremo oeste sobre el Paseo San Juan de la Cruz, y es la más cercana al Alcazar. Sobre esta puerta, recientemente rehabilitada, se ha instalado en 2013 el Museo de Títeres de Francisco Peralta, un reconocido maestro titiritero. Sobre este lienzo, también se encuentra, en la zona de los jardines del actual Museo Zuloaga, cercanos a la Casa Fuerte de los Cáceres, el Postigo de San Juan, entrada secundaria al casco antiguo.

Wall-elev-plan

En cuanto a su composición material, la muralla es un fiel reflejo de su historia. La acumulación de distintos tiempos se evidencia en la diversidad de materiales con la que ha sido construida, reconstruida y renovada. Entre los materiales que la componen se encuentran rocas calizas, ladrillos, y granito.

Pero además de los materiales en sí, es evidente la reutilización de piezas provenientes de otras edificaciones y de distintos períodos históricos. Sillares romanos, antiguas placas mortuorias, cornisas de iglesias o incluso tableros de juego tallados en piedra, son sólo algunos de los muchos elementos de construcción del muro. La muralla es un auténtico palimpsesto de la historia de la ciudad y el testigo de las muchas manos que labraron su presente.

Desde el año 2007, el Ayuntamiento de Segovia, a través de la Concejalía de Patrimonio Histórico ha llevado a cabo diversos proyectos de rehabilitación y mantenimiento con el objetivo de devolver a la muralla su esplendor original. A pesar de los muchos esfuerzos por recuperar su integridad física, y por devolverla a la memoria de sus habitantes como una parte viva de su ciudad, la muralla, especialmente en su tramo norte, permanece invisible.

EL OBJETIVO DE ESTE CONCURSO ES RECUPERAR LA MURALLA COMO MEMORIA, MATERIA VIVA DE LA SEGOVIA DEL SIGLO XXI.

 
 
 

Response (1)

  1. […] de su d-lab, y en el Año Internacional de la Luz, declarado por UNESCO, se complacen en anunciar FROM LIMIT LO LIVE IT, un concurso internacional para una intervención artística temporal sobre el lienzo norte de la […]

Volver a arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies