El proyecto ganador ‘Wall path’ que pretende iluminar la Muralla de Segovia se realizará el próximo verano

 

El equipo mexicano ganador del concurso “From Limit to Live it” instalará una luz blanca sobre el trazado norte para hacer visible el muro medieval de Segovia.

Su longitud es mayor que la de las murallas de Ávila, de las que son contemporáneas. Con éstas y con las de Lugo, las de Segovia son las únicas murallas de toda España que están completas y que se conservan en un relativo buen estado. Pero el muro defensivo medieval de la ciudad, de más de tres kilómetros de longitud y con una altura media de 7,5 metros, es muy desconocido y «no se usa» por los segovianos ni por los turistas. Hacerla visible fue el objetivo del concurso ‘From Limit to live it’ (el primero surgido de la colaboración entre el Ayuntamiento y la Escuela de Arquitectura de IE Universidad), y también de los autores del proyecto ganador, el equipo formado por cuatro arquitectos mexicanos que ahora disfrutan de una parte del premio, una estancia de siete días en Segovia, «una ciudad que enamora». Su propuesta será luz física, realidad, el proximo verano.

La ciudad de la que proceden Gerardo Ávila Gaona, Carmen Patricia Ahumada Bobadilla, Luis Erik García Trujillo y Gerardo Aramén Sánchez Chávez es Morelia, en el estado de Michoacán. Como Segovia, posee un acueducto una catedral y un rico patrimonio, pero los mexicanos no cesan en sus elogios a la ciudad castellana que conocieron primero a través de Internet y de las aplicaciones que permiten navegar de forma virtual por sus calles y alrededores. Antes de llegar creían que era una ciudad pequeña. Con ese convencimiento viajaron desde Madrid después de visitar la capital de España.

Y Segovia les sorprendió. En solo unas horas pudieron percibir que «es una ciudad hermosa, que sorprende, en la que puedes perderte por muchos rincones, caminar.. es algo increíble, una ciudad que enamora. Segovia es mágica, donde volteas es una postal», declararon ayer los arquitectos mexicanos. Y las alabanzas las hacen extensivas al viejo muro defensivo, desprovisto ya de su condición protectora, y quizá menos vistoso que el de Ávila, al que no quitan mérito, «porque la muralla de Segovia es algo muy diferente porque convive con la gente», apuntaron.

Premio y reflexión

Los cuatro jóvenes –los tres varones trabajan juntos en un estudio de arquitectura, y Patricia es arquitecta y tiene una empresa constructora e inmobiliaria– recibieron este lunes en la Real Casa de Moneda de Segovia el cheque de 7.000 euros del primer premio del concurso por su proyecto ‘Wall Path’ (sendero de la muralla). Se lo entregó la alcaldesa, Clara Luquero, junto a la coordinadora de ‘From limit to live it’, la doctora en Arquitectura de IE Universidad Romina Canna. Del premio adicional, la estancia de siete días en Segovia, ya están aprovechando el tiempo.

Los cuatrGanadores del concurso FLTLo arquitectos de Michoacán conocieron la convocatoria en Internet. De inmediato decidieron participar en el concurso, para lo que partieron de una reflexión: «En Segovia tienen este patrimonio y lo están perdiendo porque no se ve». Su propuesta trata de «devolver ese patrimonio a la gente, decirle dónde está la muralla», y fue la seleccionada por el jurado entre las presentadas desde 28 países de los cinco continentes, además de España, Canadá, Alemania, Serbia, Rusia, Corea del Sur, Suiza, Indonesia, Filipinas, Brasil, Australia, Noruega, Egipto… entre otros.

El proyecto ‘Wall Path’ será realidad en el verano de 2016 (¿quizá en la Noche de Luna Llena?), pero se verá condicionado por el presupuesto municipal, que «es pequeño», y la alcaldesa precisó que «veremos qué se puede hacer, si todo o en parte». Por esta razón quizá la instalación artística de luz tendrá menos de un kilómetro y medio, como proponen los autores, en el tramo norte de la muralla.

El trazo de luz blanca está pensando para su instalación entre la Casa Fuerte de los Cáceres, residencia de los marqueses de Lozoya, y el Alcázar, sobre unos soportes ligeros y con el protagonismo de la luz. Con el montaje efímero se trata de que el espectador vea la muralla desde la lejanía como un todo, para que cambie así su percepción del monumento.

Guía de luces ‘led’

La propuesta inicial plantea instalar una guía de luces de un kilómetro y medio de longitud (con rayas ‘led’ interconectadas dentro de un tubo de plástico transparente sostenido por ganchos y una estructura metálica), elevada dos metros en paralelo sobre la muralla norte de Segovia con un soporte que ni tocará las piedras. Así está configurado el proyecto ‘Wall Path’ con el que el equipo mexicano ganó el concurso internacional ‘From limit to live it’.

La intervención artística y temporal, según explicó Patricia Ahumada, «generará una luz para que la gente reconozca la traza de la muralla», que ya no posee el valor defensivo que tuvo en el medievo pero conserva «un gran valor sentimental, un tono emocional».

Proyecto ganador fltl el norte de castillaSe trata de que el espectador vea la muralla desde la lejanía como un todo y cambie su percepción del monumento. A pesar de ser una instalación temporal, efímera, su impacto quedará grabado en la memoria colectiva de la ciudad al lograr cambiar la visión que tiene de ella quien la observa habitualmente, según indica la nota de prensa facilitada por el Gabinete de la Alcaldía.

Esta idea la explicó hace unos meses, cuando se dio a conocer el fallo del jurado, Romina Marca Canna, coordinadora del laboratorio de diseño de IE Universidad y encargada de la organización del concurso. En declaraciones a Ical definió ‘Wall Path’ como «un proyecto muy inteligente por la forma en que plantea realzar el patrimonio sin invadirlo, estableciendo casi un diálogo» entre la muralla y la instalación, con «la capacidad de ser más que un evento muy puntual, por lo que facilitará que permanezca en la memoria de la gente», añadió.

El próximo verano se verá el resultado. Será la primera puesta en escena (después de la exposición) de los proyectos sobre la muralla en los que colaboran el Ayuntamiento e IE Universidad con una duración de dos años cada uno, el primero para convocar el concurso y el segundo para ejecutarlo.

Exposición

El proyecto ganador y los diez finalistas estarán expuestos en la Real Casa de Moneda de Segovia hasta el 31 de enero. Junto a ‘Wall Path’, los visitantes podrán apreciar la propuesta que ganó el segundo premio, dotado con 1.000 euros, el proyecto ‘Up, up, and away’ de Julia Molina Virué y Vicente Pérez Hernández; el tercero (500 euros), ‘Entre telas, entre muros’, de Isabel Manso Cristóbal, Antonio Plaza Novoa y Alicia Serna Crespo, un equipo español como el segundo, y las diez menciones honoríficas.

(Noticia publicada en El Norte de Castilla 14 de diciembre 2015)